Ciberacoso, problemática que crece en el sistema educativo

30 de noviembre de 2020

Quito, Ecuador- Un estudio de la UNESCO realizado en 144 países y publicado el año pasado revela claramente la magnitud de la violencia y el acoso escolar, incluido el ciberacoso, ya que uno de cada tres estudiantes de todo el mundo declaró ser víctima de acoso durante el mes octubre.

Ya lo expuso la máxima responsable de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Audrey Azoulay, que por motivo del primer Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela: la violencia y el acoso escolar, incluido el ciberacoso, son frecuentes y afectan a numerosos niños y adolescentes, y que, pese a su minimización o indiferencia, el acoso, en todas sus dimensiones, es un verdadero flagelo.

Es por ello que “proteger nuestras escuelas de todas las formas de violencia significa también luchar contra el acoso, que inflige sufrimientos físicos y morales a millones de niños de todo el mundo”, destacó Azoulay.

Una de las principales consecuencias en las víctimas de este lastre se ve en los resultados académicos de los escolares, ya que estos estudiantes tienen el doble de probabilidades de faltar a las clases.

De acuerdo con nota publicada por el organismo internacional (La UNESCO advierte que uno de cada tres estudiantes es víctima de acoso), otro ejemplo significativo es el de un estudio hecho en 77 países que demostró el impacto negativo del acoso en el rendimiento de las niñas en las pruebas de matemáticas y ciencias.

La UNESCO también advierte sobre los potenciales efectos negativos sobre el bienestar y la salud que produce el acoso en los estudiantes. “Los jóvenes que lo padecen tienen el doble de probabilidades de sentirse solos, de no poder dormir por la noche e incluso de tener pensamientos suicidas”, alertó el organismo.

Otro fenómeno en clara expansión es el del ciberacoso, o acoso a través de medios digitales. Según los datos de 7 países europeos, la proporción de niños entre 11 y 16 años que fueron víctimas de ciberacoso aumentó del 7% al 12% entre 2010 y 2014.

“Aunque se produzca en el universo “virtual”, el ciberacoso tiene consecuencias muy reales en la salud de los niños. Y es que, más allá de las cifras, hay tragedias insoportables, trayectorias educativas truncadas y vidas a veces permanentemente rotas”, destacó Azoulay./Internet Segura

 


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
wpChatIcon